domingo, 30 de septiembre de 2007

TeReSiTa del NiñO JeSúS...

Ayer a la noche estuve en la vigilia de Oración que las hermanas Carmelitas prepararon y compartieron por la cercanía de la fecha de Santa Teresa del Niño Jesús.
¿Sabés? Me quedó dentro una sensación lindísima, parecida a ese aire fresco que te llega después de una larga carrera, o cuando traés una carga pesada y alguien te da una mano para ayudarte a llevarla. Eso sentí: alivio, paz...PAZ. Los cantos, el silencio, las hermanas sentadas entre la gente, las lecturas, las imagenes...

No podría contarte todo, pero me gustaría al menos, dejarte así muy sencillamente algo de lo que leimos y compartimos, que como a mí, te puede ayudar:


Todos tenemos experiencia de que en nuestra vida personal nos hacemos propósitos para mejorar nuestro carácter, nuestras actitudes para con la familia, propósitos para mejorar incluso nuestra relación con Dios. También tenemos experiencia de que muchas veces nos vemos caer una y otra vez en lo mismo...Bueno, a Teresita también le pasó...!


Dice el P Segundo Galilea: "Teresita resolvió el problema del fracaso en la espiritualidad de una manera simplísima y genial. Me refiero al persistente e inacabable fracaso de los buenos propósitos que hacemos, de la silenciosa frustración de nuestros anhelos de superación, de nuestros fútiles intentos por imitar a los santos. Teresa experimentó lo mismo. Fue víctima impotente de su extrema sensibilidad, y de su inadecuación para hacer lo espectacularmente heroico.

Esto mismo la llevó a descubrir lo obvio, pero que el orgullo nos oculta constantemente: que la santidad no consiste en la perfección exterior, sino en un total abandono en el amor de Dios tal cual somos, y en poner mucho amor en el tejido ordinario de nuestra vida, tal cual es...."




Cuando empecé con este blog, fue por una necesidad bastante fuerte y profunda de levantar la mirada y recuperar esperanza, yo misma. Supe que no era en soledad que esto sería posible, y por eso invité a otros que en la vida cotidiana también están en el mismo intento.

Y sabés? anoche, mientras estaba ahi, en ese lugar tan especial, tan íntimo, como es el Carmelo, se me representaron momentos y sensaciones de este año, con los "exilios", con los caminos distintos, con lo que no esperábamos, con lo que no hemos podido, con los nuevos intentos, con los nuevos refugios, con los rencores que uno ha ido cargando, con las propias incapacidades de ser pacientes, confiados, de esperar, de perdonar... se me representaron rostros bien concretos que más cerca o más lejos dieron claves muy fuertes para este tiempo de hoy, nuevo, distinto, y esperanzado. Pero también me vinieron a la mente y al corazón rostros concretos de personas que dolieron un poco, que no comprendí, de las que hice juicio, personas de las que me alejo...

Y a unos y a otros, ayer los tuve bien presentes, y pude dar gracias de corazón, porque por cada cosa vivida también con ellos, tuve una experiencia tan intensa de un Dios muy presente más allá de la "ilusión" y de mis ideas; más allá del camino que me parecía más directo, más allá de todo...Él ha sido absolutamente claro conmigo en todo este tiempo. Todo esto me llevó a tener claridad en esto: Él es quien elige (y nos elige a todos) , Él es quien ama primero... Él...y sin que en esto cuenten nuestros méritos o nuestros errores. Esto es grandioso!!!


Seguimos en camino!



3 comentarios:

Alicia dijo...

¡Gracias Analía por tu compartir profundo y sincero!
Llego de la Misa del Carmelo hoy 1º y fue otro momento de Paraíso.Teresita me alienta a vivir para Jesús entre las cacerolas, los deberes,los ancianos, la compu, los adolescente, los pañales... En todos lados es posible servir y amar a Jesús y...ser feliz.
Teresita: En la pequeñez está la grandeza.

Manuel. dijo...

Qué bueno! Celebrar a Teresita es un modo genial de renovar nuestra propia CONFIANZA en Dios y en la vida. Dice Grün que los símbolos o arquetipos pueden transformar las energías del hombre, y Teresa de Lisieux es eso para mí: el símbolo de una espiritualidad, de un camino, de un modo de asumir la vida, de una manera de ser Iglesia también.

Anónimo dijo...

I really like the blog!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...