miércoles, 26 de septiembre de 2007

CoMo BarrO en las MaNos del AlFaReRo...

Será la primavera, será que otra vez estoy en sintonía, será que solo por hoy entiendo (con la razón y el corazón),…, no sé que será. La cosa es que hoy sí la vida me sonríe. No ha pasado nada extraordinario, pero de pronto lo de todos los días, lo cotidiano, se vuelve motivo grande y hermoso para agradecer.
Tuve encuentros con personas esta semana, diálogos, “escuchas” de esas lindas que te movilizan, un “otro” que me deja entrar en su corazón compartiendo cosas íntimas, propias, profundas.
De pronto toda mi historia de vida se vuelve para otro “luz” y “mano tendida”. Me sorprendo. Cómo Dios hace las cosas, y regala, sin absolutamente ningún mérito de nuestra parte, la gracia de que podamos ser para otros fuentes de esperanza y de luz…desde nuestra propia oscuridad e incomprensión de algún tiempo.
Es este Dios modelando suavemente, decididamente, pacientemente, delicadamente, misteriosamente…una vasija linda y valiosa, desde nuestro puro barro. ¿Nuestro mérito? Ninguno. Todo es gracia. Todo.
¡Cómo es! hay cosas que uno las dice, las “sabe”, las razona…pero llega un momento donde se nos regala hacer experiencia de eso, y uno dice “que pavo, cómo no me dí cuenta antes”.
No descubro nada nuevo, pero hoy lo experimento. El camino para la alegría, aún frente a lo que nos cuesta, es ser agradecidos en primer lugar, y ser concientes de que hay un llamado mayor a ser alegres y optimistas, y a no caer en la tentación de la tristeza, más allá de las circunstancias que nos toca vivir.

Si te animás, te invito a que hagas tu propio listado de cosas para agradecer en tu propia historia, en tu propia vida. Me hizo muy bien hacer el mío propio. Para una próxima entrada quizás...lo comparta. Que la vida te sonría!!

2 comentarios:

Manuel. dijo...

Tienes razón, es muy importante reconocer cada acontecimiento de nuestra vida como expresión de un misterio de Amor que nos supera, y saber dar gracias siempre por ello. Yo tengo mi propio calendario de agradecimientos, de celebraciones, de recuerdos, y lo llevo a la par con el santoral cristiano, las fiestas litúrgicas o los cumpleaños de la gente que quiero. Esto le da a mi vida un ritmo propio, y me permite renovar cotidianamente mi fe.
Finalmente, amiga, te regalo una frase de Merton: "CUalquier cosa que tenga buena merece la pena compartirla. LO que no merece la pena compartir, no merece la pena ocuparse por ello. LO "mio" es tolerado únicamente en la medida en que estoy dispuesto a compartirlo con todos".
Verdad que cuestiona e ilumina?

Analía dijo...

Manuel:
Gracias por el regalo de la frase. Ciertamente ilumina, cuestiona, e invita a compartir lo bueno que hay en uno, con la certeza de que nos ha sido dado para eso: para brindarlo y multiplicarlo;y es allí donde eso se vuelve valioso para uno y para los demás.
Cuánto hay de MISTERIO en lo que vivimos; cómo Dios va obrando de las maneras menos pensadas por nosotros, allí donde nos cuesta descubrirlo...Él verdaderamente hace "nuevas todas las cosas".
Gracias, no solo por las entradas a tu blog y los comentarios que dejás por acá, sino también por el gesto lindo y simple de abrir un diálogo que nutre y anima. Que estes bien!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...