sábado, 21 de diciembre de 2013

de VOCES COMPARTIDAS...


Comparto algo que escribió una compañera de ruta y con lo que me identifico mucho. 
En estos días me cuesta un poco ordenar las palabras, aunque hay mucho que quisiera decir. 
Haber hecho experiencia feliz de búsquedas compartidas, aún cuando en ese marco de "experiencia feliz" haya habido momentos poco felices; haber sido testigo de un mundo de contradicciones donde las palabras y los gestos han estado tantas veces en veredas opuestas; haberme animado con otros a dejarme transformar el corazón y los ojos para aprender-entender-asumir otros modos de mirar... esto y más, hacen que la hora del balance sea positivo, todo tuvo sentido.
Y ahora, en medio de muchas cosas que no se comprenden, que duelen, que huelen a traición y cobardías, siento también una alegría que no tiene que ver con risas fáciles sino con la convicción de que nos hemos atrevido, quienes más quienes menos, a intentar cuidar y cuidarnos, acompañar y acompañarnos, a buscar y a encontrarnos con tantos otros en camino.
A cuántos fueron invitación para compartir todo lo vivido solo me queda decirles GRACIAS! 


"Desde hace unos días, mi cabeza ha estado repasando diferentes momentos vividos este año, como si intentara en el silencio de la conciencia hacer un balance. Pero a veces, el silencio de la conciencia “le queda chico” al balance y uno necesita ponerle “voz”, expresarlo de algún modo, sobre todo cuando en él se revela la complejidad de la vida y del modo en que uno ha decidido transitarla.


Es imposible dejar para lo último, el momento que se transformó en el punto máximo de inflexión en mi propia historia: el nacimiento de Bautista. 

Este año, he descubierto la relevancia que cobra una frase, que parece trillada, cuando toca la experiencia personal: “un hijo te cambia la vida”. Pero en mi caso particular, no la ha cambiado en el sentido de optar por otras miradas, modos, o caminos… sino que la ha cambiado en el sentido más revolucionario y creativo que puede trae consigo una nueva vida, potenciando miradas, búsquedas, sueños y convicciones que anidaban en mi corazón, en mi alma… Desde este lugar, solo puedo agradecer sincera y profundamente a mi hijo, porque aunque aún lo ignore, ha sido quien me ha enseñado a comprometerme aún más en el cuidado de la vida y en la construcción de un mundo más justo y más humano; y al hombre con el que hemos formado esta familia, por hacerme sentir mujer amada y ser inspiración en mis días.

Este año he constatado que el único dogma que le cabe a la vida es que no se puede dogmatizar. No hay principio, ni creencia, ni doctrina que pueda “decirle” a la vida cómo ser… la vida simplemente es, y nosotros tenemos la gran invitación a acompañarla allí donde y cómo acontece, aunque no sea tarea sencilla, con nuestras limitaciones y fortalezas; o podemos elegir coartarla, silenciarla, ignorarla, adoctrinarla…

He constatado que “las respuestas prefabricadas” aparecen como amenaza constante en cada pensamiento y reflexión que hacemos, y que la única manera de mantenerse fieles a esa vida que es, es a través de las “preguntas compartidas” que nos permiten “buscar, crear, pensar, imaginar, inventar, transformar, mejorar, enriquecer, preocuparse, ocuparse, cuidar, dialogar, escuchar y darse”.

He constatado que perder a los seres que uno ama, o que de algún modo desaparezcan, muchas veces nos hace transitar en el desamparo, en la más absoluta soledad que provoca el dolor de no poder escuchar, abrazar, tocar, besar a quien ya no está, pero que el recuerdo de la experiencia vivida, de lo aprendido, discutido, compartido con el ser amado, es lo que lo transforma en un ser omnipresente que ahora nos acompaña a cada paso, eternamente, salvándolo, salvándonos.

He descubierto que la única manera de construir en el disenso, es siendo honestos y transparentes, sin estas dos cualidades, no hay construcción posible… el secretismo y el autoritarismo sólo dan cuenta de la cobardía e irresponsabilidad. 

He descubierto que compartir las utopías con otros, nos transforma en compañeros de rutas y nos mantiene en camino, cuando la tentación por el desvío se presentan intempestivamente a causa de otros o a causa del desgano personal. Y que en esta experiencia comunitaria se revela lo sagrado de la experiencia creyente centrada en el Dios de la vida, centrada en un Jesús auténticamente provocador y soñador. 

He descubierto que siempre “hay hombres que se atreven” frente “a los dueños de la pelota de hoy”, y que aunque eso los haga más vulnerables es lo que los hace sentirse más vivos, latiendo en ellos, siempre, la esperanza de recuperar la voz… 

Y he constatado que es este el lado de la vida 

en el que quiero estar…




jueves, 28 de noviembre de 2013

de recuerdos, cambios y tiempos...

  • Lau P. retwuitea esto: "Extraño cuando los cumpleaños duraban 36 fotos"...


Y pienso. Cuando eramos chicos en casa había una sola máquina de fotos, los chicos no teníamos permiso las más de las veces para tomar fotos. Sea por el cuidado con que había que manipular la cámara, sea porque no era demasiado accesible hacerse de una, la cosa es que las fotos eran cosa de grandes, y usadas para momentos especiales-importantes. 
Generalmente el "rollo" era para 24 fotos, ya si era de 36 significaba que el acontecimiento era más que importante! 
Era impensado en aquel tiempo considerar un resultado inmediato. La foto quedaba guardada bastante tiempo dentro de la cámara, siendo misterio; y era una verdadera revelación descubrir en papel, en qué se habían transformado aquellos limitados "click". 
En casa, no había mucho lugar para la foto espontánea. Había que saber aprovechar muy bien, las 24 o 36 oportunidades de eternizar el momento. Era costoso el tema del revelado. A veces los rollos quedaban guardados por un tiempo largo porque no había dinero para hacer las copias, y entonces se volvía una sorpresa cuando al fin nos encontrábamos con la foto: capaz que habían pasado meses hasta entonces, y entonces sí la foto empezaba desde el comienzo a cumplir su misión de hacernos evocar momentos pasados.
No teníamos posibilidad de editar, de borrar detalles, de elegir entre 10 tomas casi iguales en cuál salíamos favorecidos. La foto donde casi todos estamos con los ojos cerrados, no tenía segunda oportunidad, porque para cuando la podíamos ver, seguro ya estábamos en "otro" cumpleaños, otro nacimiento, u otro paseo especial. 
Esas fotos por las que uno llora de risa! Tener la posibilidad de tener TODAS las fotos en papel, las que nos "favorecen" y las que no; recordar juntos, reírnos, intentar repartirnos las fotos familiares y no poder hacerlo porque son de TODOS.

Pienso en hoy. Hasta mis sobrinitas chiquitas sacan fotos ahora. Todos tomamos fotos hasta de lo que parece o es intrascendente. Cámaras o celulares con cámara, prácticamente todos lo tienen encima casi todos los días. 
El resultado es inmediato, no me gusta, borro. Hago otra foto, la edito, le pongo color, más brillo, la acerco, la esfumo, la "perfecciono". No es necesario esperar nada para ver los resultados.
Una foto hoy inmediatamente la puedo "compartir", sí, miles pueden ver mi foto al instante. Pero qué locura pensar que ese compartir es igual o parecido a ese otro compartir de estar todos alrededor de la "caja de fotos", pasándonos de mano en mano una y otra foto, haciendo memoria juntos, tratando de descifrar las fechas, los parentescos, recordarnos juntos aquel día.
De un mismo cumpleaños hay 200 fotos, lo que da cuenta que uno habrá estado prácticamente todo el evento viviéndolo detrás de la cámara, privándose muchas veces de ESTAR ahí, y de poder evocar más adelante. Se da casi todo junto.



Yo también extraño un poco aquellos cumpleaños que duraban 36 fotos...

-aprender a esperar
-disfrutar la espera
-dejarse sorprender
-compartir de verdad
-poder darse el tiempo para hacer memoria
-estar más presente  en cada momento
-diferenciar lo importante de lo común



martes, 26 de noviembre de 2013

de sentirse BiENVENiDO



Hago experiencia hoy de sentirme bienvenida en la mirada y el corazón de otro. 

Pareciera que no existen los relojes, que por un buen rato el tiempo se detiene solo para mí; que puedo descansar-me sin apuro y sin la sensación de estar robando un tiempo que no es mío.

Me sé bienvenida, y es muy hermoso sentir que puedo habitar y dejarme habitar por ese encuentro; dejarme atravesar por las palabras que se me comparten, por la vida de la persona que en este momento se vuelve encuentro, espejo, aire fresco, luz para mí.

Bienvenida en paradójica antesala de una despedida que me parece demasiado pronta.

Bienvenida como soy y estoy; en un encuentro que se va volviendo más gratuito al paso de la tarde. 

Agradecida por memorias que ya no duelen, por poder compartir, por poder celebrar que uno no está solo y que es bien bonito seguir confiando en la mirada y el don de acogida de otros en el camino.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Ser un poema...

Todos tenemos algo de poema, algo de historia de terror, algo de novela...en fin; la palabra tiene esa magia de envolvernos, y de gestarnos, a su modo. 

No está mal ser poema algunas veces, que otro se conmueva, disfrute, se enamore, se sensibilice, y más... a partir de uno, de lo que uno es. 

¿Qué quiere decir que alguien te diga que sos un poema? ¿Habla de lo creado, de cierta musicalidad en el modo, de lo bello? ¿Dice de sus propias emociones puestas en juego, de lo que espeja en su propio corazón? ¿Dice de su Autor, de la inspiración que intervino para que "sea"?  No lo sé, pero puede  ser halagador que te digan ¡Sos un poema!

Quien sabe, alguien quizás nos guardará como quien guarda un poema real (de los que se escriben) en algún lugar especial del alma, -cajoncito intangible pero igual de real que el de la mesa de luz- y cada tanto abra y lea,  llore y recuerde, o sonría. 
Eso. Ojalá que sonría.


miércoles, 2 de octubre de 2013

Feliz cumple Serenita ♥

Hace un año le dábamos la Bienvenida al mundo a SERENA, mi sobrinita más pequeña (por ahora).

La vida va muy rápido me parece a veces, la cosa es que hoy celebramos su primer año de vida. 
Y como está un poco lejos le quiero dedicar este espacio hoy.

CELEBRAMOS tu vida entre nosotros!!!

Celebro el amor de tus papás que formaron una familia tan linda, con vos y tus hermanitas hermosas.

Te queremos muuuucho Sere!!





domingo, 29 de septiembre de 2013

HOY: MARWAN.......... (y yo, en reflejo)

Hay veces que las palabras de otros nos espejan, dicen cosas que uno mismo no había podido todavía poner en palabras. Algo así me pasó con este escrito hoy. Ya está compartido por otros lados, pero es de esas cosas que, por hondura y simplicidad a la vez, dan ganas de compartir-difundir. Quizás alguien más como yo hoy, se sienta en algo espejado y "contado" por palabras ajenas de las que apropiarse por un rato.

Es un escrito de MARWAN; de su libro  La Triste Historia de tu cuerpo sobre el mío.




Estoy en ello

En construcción (Disculpen las molestias)

Fui posponiendo todas las cosas,
ocultándome entre las ramas de algún amor precipitado,
escondiéndome entre el efímero calor
de las buenas palabras de amigos que me quieren ver bien,
huyendo siempre hacia delante,
evitando ver lo que tenía dentro,
tratando de dar al destino con la puerta en la cara
pero tuve que rendirme.
No pude eludir la cita que tenía conmigo
y tuve que bajar hasta el fondo de mi mismo
igual que un hombre que baja al cuarto de calderas sin linterna.
Allí estaban mi tendencia a agradar al resto tapando el miedo a que no me quisieran,
mi necesidad de demostrar que soy inocente sin saber nunca de qué,
un hueco en la pared hecho de ilusiones rotas,
los miedos que nos inculcaron nuestros padres,
que les inculcaron a nuestros padres,
que les inculcaron a sus padres,
el rencor que me dejó un sueño que no pude cumplir,
las expectativas hechas pedazos
y decidí no tratar de achicar el agua de ningún Titanic,
no quise correr, decidí sentarme a mirar
y ver que toda esa porquería también forma parte de mi
y no quise recogerla y tirarla por la ventana
sino entender de dónde venían
y perdonarme por no ser perfecto
y por eso no tiene final este poema,
porque estoy en ello.




(yo también estoy en ello)

viernes, 27 de septiembre de 2013

Andando

Me gusta percibirme en movimiento, siento que dice de mí, que SOY en movimiento. 
A veces experimento cansancios, aburrimientos, ciertas temporadas de hastío que me desdibujan, tiempos en los que siento que me pierdo un poco, en que no soy del todo yo. 

No nací para la espera inmóvil al borde del camino. Me gusta la vida fluyendo, incluso dando pasos errados. 

Así y todo, hay tiempos en donde me descubro casi girando en el mismo lugar; tiempos mal centrados, demasiado sobre mí, pierdo horizonte, ritmo, entusiasmo, deseo. No reniego de esas temporadas, son justamente las que, por contraste, me devuelven la ilusión de caminante y la mirada más abierta, el corazón más desapegado y menos pesar en los riesgos que asumo, el sentir con los otros que van saliendo al paso o que yo misma encuentro en mi andar.

Es un tiempo lindo de movimientos nuevos, aunque parezcan antiguos y conocidos. Es un tiempo que entusiasma, de sacar fuera, de airear las percepciones, de darle brillo a lo cotidiano, de regalarle energía a aquello que me alimenta también. 

Es un tiempo para asentar algunos aprendizajes, lo sé. Un tiempo para agradecer pase lo que pase, mientras va pasando. Un tiempo para tender manos, puentes y palabras. Un tiempo para no perder el tiempo. Un tiempo para agradecer los encuentros que nos alegran y sacan del encierro, y un tiempo también para despedir y liberar; y entender que los caminos se seguirán abriendo hacia adelante: siempre.  

No voy a detenerme a ver pasar las horas, a ver pasar la vida, la historia, la posibilidad,ni a calcular cuánto he perdido ni cómo hubieran sido las cosas si... -y hacer listas con eso- No soy así. No quiero enredarme en esas cosas.

No es esa la espera-esperanza que yo quiero. Ojalá quiera ser siempre esperanza que construye mientras espera, que está en ese movimiento mientras tanto.





Sueño que 
el final del camino 
me encuentre 
caminando, andando, 
en medio del viaje, 
buscando 
y soñando 
con otros. 


martes, 17 de septiembre de 2013

Abrazo para vos.

Aunque la mayor parte de las veces experimento que las palabras son puentes, alas, caminos, pies; hay otras que las experimento como límite.

Tengo la certeza de que no existe manera de decir una mano en el hombro que te contagie ánimo, o una mirada que comprenda tu dolor y solo lo acompañe, o un guiño que te regale complicidad, o un simple estar cerca que las palabras no llegan a decirte del todo. Y entonces me guardo todas las que sé y se me ocurren, porque siento que no alcanzan.

Y solo por hoy, porque no puedo otras maneras, te abrazo en palabras: para acompañar, para que recibas aliento, para que te sientas comprendid@, para que no te sientas sol@, para que te dejes cuidar y querer. 


domingo, 15 de septiembre de 2013

HERMANOS.


Hace unos días leía por ahí que uno de los grandes valores de los hermanos es el de haber sido testigos de nuestra infancia, de nuestra historia desde el comienzo, desde un lugar de "par". Y cuando lo leía me pareció una de las cosas más bonitas que pueden decirse de los hermanos, es un vínculo único: hermano es aquel que puede por ser testigo y ser parte a la vez, narrar nuestra historia, narrarnos quizás a nosotros mismos.

Cada vez que a alguno de ellos les ha pasado algo pude sentir que en parte también a mí me pasaba, sus penas, sus fracasos pasajeros, sus preocupaciones, y también claro, sus alegrías, sus logros, sus sueños. Esto mismo lo he sentido desde ellos hacia mí, sé que les importa lo que vivo, que están aunque no me comprendan del todo algunas veces, que se alegran conmigo y se apenan también si algo no me ha ido todo lo bien que esperaba.

No sé si hablamos mucho de las cosas más hondas de cada uno, pero nos sabemos custodiados y custodiando entre nosotros. Somos todos distintos, aunque la gente dice que nos ve "iguales"; es verdad que la genética familiar nos marca con un sello a los 5: ojos grandes, dientes grandes, corazón grande...

Hoy, los tengo especialmente presentes a los cuatro. Son muy importantes para mí, los quiero con el alma, y si algo le pasa a uno solo, nos pasa a todos.
Hoy el abrazo es para acompañar lo que cada uno está viviendo, en especial a uno por el que ayer casi se me sale el corazón del cuerpo. 



¡Gracias mamá y gracias papá por regalarnos esta familia! 
los quiero mucho ♥




viernes, 13 de septiembre de 2013

Cotidiano...

Hay días como el de hoy, en donde percibo que el mundo y yo nos entendemos.

Días en que pequeñas cosas se vuelven grandes gestos, signos lindos de hospitalidad que lo tienen a uno como destinatario de cuidados y atenciones. 

Y a mí me dan ganas de agradecer ahora ese "mimo" que llega a través de alguien desconocido, que con su atención delicada y especialmente esmerada logró hacerme superar mi poca capacidad de espera en medio de una seguidilla de inconvenientes de lo más curiosos.



Gracias mundo! 
hoy me hiciste sentir como en casa! 

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Permanecer en el caos, habitar en el caos.

No me desespera especialmente el desorden en la casa, pienso que es señal de que hay vida, de que hay movimiento, de que "habitamos" por completo los espacios y lo que hay dentro. No soy particularmente fanática del orden. No me gustan esos ambientes que parecen de revista de decoración, donde nunca se encuentran cosas fuera de lugar, una revista abierta, un vaso fuera de sitio. Me resultan "sospechosas" esas casas. Casi sin pulso, casi muertas, vacías, desoladas. No, no me gustan. 
Pero hay una línea delgadísima que divide el desorden del caos. Y ahí sí, ya no me sucede sentirme tan a gusto. Ser uno mismo quien ocasiona el caos, voluntariamente, sacando todo fuera de lugar para volver a acomodar o para deshacerse incluso de cosas que ya no tiene sentido seguir guardando, tiene ventajas con respecto a la situación de sumergirse en el caos sin haber participado en su gesta.
La ventaja de saber al menos dónde están las cosas, y así poder ir seleccionando aunque nos lleve tiempo, qué cosas guardar y qué cosas  no. 

Cuando al contrario, se irrumpe en el caos, no se sabe bien cómo ni por dónde empezar a "ordenar". 
Muchas veces me ha pasado que saco todo, confiando en los tiempos que tengo por delante para ordenar, y llega un momento en donde me gana el cansancio, o se acabó el tiempo, y vuelvo a "ordenar desordenadamente" para continuar el ritmo cotidiano, para desocupar los espacios y hacerlos transitables. Desorden camuflado en orden, como aquel que esconde la basura debajo de la alfombra, va todo a parar en una caja de "asuntos pendientes" para otro día en el que pueda volver a sacar todo  afuera con las mismas intenciones de ubicar todo en su lugar

Es muy difícil habitar el caos, tener la paciencia suficiente para seguir trabajando en el  orden aunque por fuera no se note, darse el tiempo de poner las cosas en su lugar para deshacerse al fin de aquello que ya no necesitamos, abrir espacios de disponibilidad en esos lugares ocupados por cosas prescindibles.

El caos es incómodo. Requiere un margen de tolerancia amplio y la certeza de que en algún momento va a terminarse. El caos necesita vislumbrar como horizonte -aunque sea lejano- algún tipo de orden.

Me gusta pensar que para el corazón es lo mismo. Sospecho del corazón sin movimientos, del que siempre le va todo bien, sospecho de mi propio corazón cuando se vuelve rutinario , apagado, abúlico, sin pulsaciones a destiempo que digan que hay sorpresa, no control, vuelo. 

Quizás con menos paciencia que con la casa, advertir el corazón en estado de caos me genera un poco menos de calma. Se hace necesario el tiempo, porque generalmente en este aspecto tiene la particularidad de ser mixto: caos al que se llega no se  sabe bien cómo, y caos provocado por el propio andar.

Voy a hacer el intento de permanecer; de no querer hacer mudanzas ni guardar todo rapidito para que no moleste, asuste, o genere ansiedades que paralizan.

El tiempo irá poniendo todo en su lugar. Mientras tanto como con la casa, me acompaño con música linda, que siempre ayuda y acompasa los movimientos del corazón.

Feliz día!

Querid@s niñ@s de mi historia:

      Quiero dedicarles especialmente este día del maestro. Se los debo. Les debo lo que aprendí entre ustedes, lo que en el corazón se fue moldeando para hacerme mejor "seño" y mejor persona, les debo el deseo de seguir en el camino de la docencia, les debo la felicidad enorme de haber podido ser testigo tantas veces, infinitas veces de sus descubrimientos, de sus búsquedas, de sus logros.
Les debo mil recuerdos felices, algunos dolores de cabeza, les debo haberme sentido útil al mundo alguna vez. Les debo en gran parte mi corazón buscador, no endurecido. 
Atesoro en el alma tantos nombres, tantos rostros, los lugares...

La mayoría de mis nenas de otro tiempo ya son mujeres , muchas con hijitos, me siento un poco "abuela" (je je) Cierro los ojos y me parece que las veo ahora, cantando conmigo, haciendo travesuras o disfrutando alguna cosa. Quiero decirles ahora desde lo profundo del corazón, especialmente a las nenas del hogar, GRACIAS porque fui muy feliz trabajando entre ustedes, viéndolas crecer, compartiendo el tiempo que se nos regaló caminar juntas. No es casual que mi "título oficial" lo recibiera mientras trabajaba allí. Era lo justo, si es el lugar donde el corazón se encendió de amor por esto que hago y vivo.
Ahora que nos hemos ido reencontrando, y ya son mujeres, y madres, me siento agradecida y orgullosa de haber formado parte de sus vidas, de que ustedes hayan formado parte especial de la mía. Les debo tanto...

Y a cada personita que pasó y pasa por "Belén", GRACIAS también. Puedo entretejer un abrazo con nombres que hoy le llegue a cada uno. Puedo dar gracias cantando, por cada vez que me ha tocado y me toca ver en primera fila un pasito de crecimiento. Me emociona la primera vez de una sonrisa pasado el tiempo de la adaptación, me emociona un abrazo sincero y entregado derramando amor a los cuatro vientos, me emocionan tus primeras palabras, el día que dejaste los pañales, aquella vez que descubriste cómo leer. Me emocionan tus ocurrencias, tus descubrimientos, tu modo de amar tan gratuito.

A mis compañer@s de camino además de desearles feliz día hoy, les digo GRACIAS!! Por tanto que he aprendido y aprendo de ustedes. De una la paciencia, de la otra la creatividad, de la otra el modo sereno de estar entre los nenes, de otra la ternura, de otra la alegría siempre.... y más.

Feliz día para todos los maestros y maestras en su día!! 
Y gracias a Dios por el regalo de esta vocación.






sábado, 7 de septiembre de 2013

AMANECE que no es poco



En el silencio del día que recién va a abrirse, mientras la luz del amanecer tiñe mi casa de un brillo distinto, mientras la ciudad parece estar dormida todavía, me acerco a este lugar para dar gracias en voz alta -o palabra escrita- que para mí es casi lo mismo.

Agradecer la vida como viene, con sus sorpresas y novedades, con lo que nos viene a sacudir la comodidad en la que a veces entramos sin darnos cuenta.
Agradecer el milagro cotidiano de despertar, de haber dormido dentro, de disfrutar del cariño de aquellos que nos quieren.
Agradecer los encuentros, las palabras, las miradas, la compañía. 

Amanece, que no es poco. Buenos días mundo!


viernes, 6 de septiembre de 2013

No hay sueños imposibles.


Cuando era chica, daban en la tele un programa que se llamaba "Atrévase a SOÑAR", un programa de juegos y premios en donde el conductor decía "Atrévase a soñar que los sueños, sueños son, pero aquí se hacen realidad".

Pienso en lo fácil que sería juntar ese coraje de poner en palabras e imágenes aquello que desde muy adentro se va conformando como sueño, anhelo, ilusión, si una voz desde algún lugar nos confirmara sin ningún margen de duda que "aquí se hacen realidad".

Como uno va cargando en la propia historia con algunos desaciertos, fracasos, malas decisiones, miedos, a veces no se anima a darle forma a los sueños; como si guardarlos en lo secreto incluso para uno mismo, garantizara que el corazón no está en riesgos de volver a desarmarse, quebrarse, desilusionarse. Esa cobardía nos saca de juego, sin posibilidad de desilusión ciertamente, pero nos pone en la obligación de prescindir también de la ilusión y de todo lo lindo que ella tiene.

Lo lindo de los sueños es que son sueños, que van por delante de la realidad, que nos empujan a andar, que nos hacen arder el corazón con otros fuegos, con otras fuerzas. 

Lo lindo de los sueños es que no sepamos donde terminan ni donde empiezan muchas veces, que sean abiertos, que sean inasibles, casi como quien sostiene agua en las manos y disfruta de su frescura y transparencia pero apenas si puede retener unas gotas. 

Los sueños nos rozan, toman formas diferentes al sueño que nos hizo dar el primer paso. Se recrean, se reinventan, se entretejen con otros, se pintan nuevos. Sueños a ojos cerrados y sueños a ojos bien abiertos que son los que más me gustan. 

Quiero atreverme a soñar, que nos atrevamos a soñar sin pensar si será o no realidad lo que soñamos, como soñar más gratuitamente, quiero ese coraje. Quiero escuchar esa voz que no vendrá de afuera, ahora lo sé, esa voz que desde dentro me anime y diga que es cierto que no hay sueños imposibles, que la primera en creerlo he de ser yo.


Volver a soñar así. 
Lo deseo. 
Lo necesito.


jueves, 29 de agosto de 2013

Solo algo.



Tarde en soledad. Musicalizado el presente con cantos llenos de poesía. En todos me encuentro de algún modo. Alguien deja poemas en sábanas al viento para que los tome quien quiera nombrarse en sus palabras. Y yo que vengo un poco cargada de silencios siento que puedo disfrutar y perderme hasta encontrarme en medio de sus artes. Casi un paraíso. Descanso y alegría de esa que no viene a carcajadas pero que serena con ternura el corazón. Memorias lindas de uno mismo, y deseos de rearmarse desde dentro, armarse para amar. Primavera anticipada que lo saca a uno del encierro y le abre de par en par  las ventanas  de casa y corazón. Celebro esta soledad no solitaria, antesala de encuentros. 


viernes, 23 de agosto de 2013

1er. cumpleaños


Mañana es el primer "cumpleaños" de nuestra casa! El primer aniversario de una posibilidad que no imaginábamos para nosotras, y que nos llegó cuando menos lo esperábamos. 
Habrá habido quizás una cuota de buena suerte-energía-fortuna-casualidades enlazadas de esas que uno ya va acostumbrándose a naturalizar. Pero, sin "QUIZÁS" que lo aminore, sí hubo y mucho, el acompañamiento de las personas que nos quieren y nos cuidan, la presencia incondicional de nuestra familia.
Esta es "nuestra" casa porque aquí vivimos y viviremos ojalá muchos años juntas, con nuestras cosas, con nuestros proyectos, con nuestra historia entrelazada, con nuestros sueños, con lo que vendrá y aún no sabemos, con nuestros encuentros y desencuentros. 
Pero en un "nuestra" mucho más amplio, esta casa es de mi mamá y mi papá que fueron el apoyo y el coraje que no tenía para animarme a dar este paso, de mis hermanos que disfrutaron a la par mía y de mis hijas la alegría y la tranquilidad que significa hoy habitar acá, y de mis amig@s que se emocionaron tanto o más que si se tratara de sus propios sueños cumplidos.
Quizás porque nos fuimos apropiando del lugar sabiendo que no hay 24 meses por delante para volver a embalar todo una vez más y mudarnos, o quizás porque en esta mudanza nos trajimos mucho cariño y alegría compartidos con tantos, es que sentimos esta casa tan nuestra, como si hubiéramos vivido acá desde siempre. 

Gracias a los que acompañaron el sueño, a los que se pusieron felices por nosotras, a los amigos que pasan y se quedan en casa/corazón, a quién bendijo nuestra casa.

Feliz primer cumpleaños casita!! 

miércoles, 14 de agosto de 2013

Decisión.

LA DECISION

Decidiste iniciar el viaje.
Pusiste en la valija las cosas necesarias
abandonaste tu casa
y te refugiaste en la búsqueda de aquello que así lo crees
justificará tu vida.

Recuerda siempre el motivo de la marcha
lo harás a cada paso y con despierto entusiasmo
porque un camino consciente es libertad
en cambio un camino emotivo es esclavitud
y un camino mecánico es sólo estupidez.

Has decidido buscar y debes estar atento:
muchas oportunidades de encontrar la vía
se pierden por exceso de arrogancia
por falta de estima
por falta de avidez
o por indiferencia.

Además, buscar algo implica conocer aquello que estás
buscando
y para ir hacia algún lugar
debes tener algún lugar adonde ir.

Sé sincero:
¿Tú sabes adonde vas?
Lo sepas o no
recuerda que eres tú quien decidió caminar
no sea que mañana lamentes haber emprendido la marcha
y acuses a la vida por no encontrar la vida que buscabas.
Fue la sospecha de otra realidad
lo que te alejó de tu viejo mundo.
Allí, en tu ilusión, tenías la certeza del refugio seguro
el techo y la comida
pero también estaban la duda
la ansiedad
y el sufrimiento. Tu espejismo se caía a pedazos y por eso elegiste caminar
no digas después que tu viejo mundo se derrumbó
porque te fuiste.

Si comienzas a mover tus pies
ninguno de los que te precedieron te lo agradecerá.
En todo caso dirán:
« te has dado cuenta de que es necesario caminar.»

Como ves, deberás llegar más allá de tus opiniones.
No quiero decir que lo aprendido anteriormente sea inútil
solo que su significado se transforma
de acuerdo a la etapa de la vía.
Tu saber te llevó hasta este punto del tiempo
pero de aquí en más el paisaje cambia
y tus convicciones pueden transformarse en trampas
sutiles.

Buscador:
no son sólo tus capacidades las que determinan cuánto
has de aprender en la vía
sino también tu conducta.
Aptitud y actitud van de la mano
en la búsqueda que te has propuesto.
Aprovecha cada paso para aprender
es inútil caminar si no eres capaz de beneficiarte de ello.

Has decidido partir
pero debes saber que la vía
no es sólo la superficie que corre bajo tus pies
ni la huella borrosa de lo que dejaste atrás
ni la invisible senda que espera el eco de tus pasos.
No es algo que puedas aferrar con una idea
ni un concepto que aprenderás en los libros.

La vía no es algo que vendrá a buscarte
ni una puerta que se abrirá a tu voluntad
y aunque te repitas que debes caminar
ni siquiera puedes decir que estás en la senda
mientras tus piernas no se muevan.
Pero aún cuando creas que estás caminando
¿cómo sabes que vas en la justa dirección?

De aquellos que buscaron antes de ti
quedan solo las cenizas
pero en cierto modo eres su huésped
ya que en la tierra que atraviesas también vibran sus pasos
su espíritu aún sopla alentando tu esperanza
y su ejemplo te ayuda a iluminar el rumbo.
Pero tú eres apenas una idea que vaga
no te creas más importante que una sombra fugaz.
Recuérdalos cuando te falten las fuerzas
o cuando debas decidir en una encrucijada
porque ellos pasaron como pasas tú
con las mismas preguntas.
Quizás mañana encuentres otras respuestas
pero hoy es mejor declararte ignorante
a que exhibas tu conocimiento de los caminos a seguir.
Has elegido andar
y lo harás hasta que te transformes en la marcha misma.

Todo camino que nace de ti
regresa a ti:
si has iniciado la vía
no te preocupes por saber hacia dónde te conducirán tus pies
el final del sendero ya está dibujado en tus primeros pasos
por lo tanto, si conoces el principio conoces el fin.
Y el camino se conoce caminando
no existe otro modo.

Mario Corradini

sábado, 10 de agosto de 2013

de mis PALABRAS...



Palabras como hilos que entretejen mi historia; mis luces y mis sombras; mi cotidiano y mis imposibles; mis anhelos y mis motivos de celebración; mis tristezas y mis mil maneras de ponerme de pie tantas veces.

Palabras como la prueba eterna de que he vivido, de cuánto el corazón ha latido, de todo lo que mis ideas buscaron, defendieron, resignaron, asumieron.

Palabras como amores no aferrados, desapropiados, libres.

Palabras como el eco de un sueño, como el eco infinito de los sueños que todavía no digo en voz alta.

Palabras como puentes, como el coraje que no tengo a veces en mis ojos.

Palabras como espejos de mi modo de mirar la vida.

Palabras como abrazos que atraviesan ciudades, historias, pantallas, situaciones, destinos.

Palabras como alas que desconocen cualquier forma, por sutil que esta fuera, de cautiverio y condena.

Palabras como una flor que te regalo, agradeciendo que hayas sido parte del camino.

Palabras como esperanza inmortal, como fe ciega, como paz en torrente.

Palabra como entrega, con el corazón en la mano.

Palabras como llave, con el alma abierta de par en par, para que leas en ella las razones de mi aliento cotidiano.

Palabras como infinitos nacimientos, oportunidad de vivir para siempre incluso cuando ya no pueda pronunciarlas.



Cada encuentro, cada historia, cada nombre y rostro concreto, cada espacio virtual, cada correo, cada palabra -y más- que cruzan y han cruzado mi camino han sido responsables conmigo, de las palabras que escribí alguna vez; de mis intentos de poesía; de mis verdades contadas; de la "música de fondo" que a veces siento en mis escenarios cotidianos.

En estos días, por distintos caminos y coincidencias, casualidades y sorpresas, muchas cosas del pasado se reeditan, vuelven, y me recuerdan que valió la pena mucho de lo sentido y vivido, que valieron la pena las palabras dichas y las palabras calladas, que haber respirado poesía y canciones y palabras llenas de belleza de otros me ha moldeado el corazón y la manera de mirar de un modo al que no quisiera renunciar jamás.

Ahora suena "Solo el amor", en una versión inédita de mi amigo Mois, mi cortina musical de este momento. Y aunque fue casual que me pusiera a escribir mientras re descubría ese regalo de hace unos años entre mis archivos guardados, una vez más la casualidad me regala en un guiño bonito y oportuno esta verdad: "solo el amor convierte en milagro el barro".

Mi corazón de barro, mis palabras de barro, mi ser de barro, mi historia de barro, pueden ser transformados en milagro  si me animo a amarlo todo tal cual es.



domingo, 4 de agosto de 2013

Coincidir.

Hay encuentros que nos reconcilian con la historia, con lo pasado, con uno mismo en otro tiempo. Encuentros que la casualidad regala quizás ni más ni menos que para eso.
Encuentros que a uno le dejan la sensación de haber sanado algo.
Encuentros que alegran, porque sí.

Me quedo degustando sensaciones, memorias, coincidencias de esas que últimamente me sorprenden felizmente y en abundancia.



jueves, 1 de agosto de 2013

MÚSICA como CASA...



En mis días fuera de foco; en mis estadios de alma cansada, agitada, dispersa, desahuciada; en medio del oleaje de sentires que a veces me envuelve, la música se vuelve mi "casa". 

Me descalzo, entro en ella, la habito; o quizás sea ella quien me habita, me inunda, me descalza y me seduce para invitarme delicadamente al descanso.

El corazón entero se pone la ropa de entrecasa y se anima a estar como está, sin maquillajes, ni poses, ni apariencias. 

Ahora que el tiempo no corre -y si corre no importa- disfruto de un oleaje infinito de sentires que lejos de aturdirme o asustarme, me invita a sumergirme de lleno o a dejarme alcanzar por ellos sin mayores resistencias. 

De dolor y no de muertes, duelo nostalgias, desamor, distancia, soledad, silencio. 
Y amo. Desde el amor que desprende la voz de un cantante lejano, también amo. Encuentro y sonrío. 

Enamorada del amor y la poesía, y la buena música aunque sea desconocida, me espejo en canciones y descubro que estoy entera, que soy la de siempre y nueva a la vez, que no se desdibujan mis ganas de soñar ni de creer ni de esperar. 

Me siento tan en casa en este instante, que aún no teniendo nada importante que decir siento deseo y necesidad de las palabras.





sábado, 27 de julio de 2013

Sorpresa


La sorpresa me des-arma en algún punto. 

La casualidad te trae delante mío y siento que  no tengo razones para  barreras, y sí las tengo para puentes, banderas blancas, pasos que acercan. 

El tiempo se vuelve mi mejor amigo. 

Puedo verte a los ojos, esperando que sepas leer lo que te dicen los míos. Te dan la bienvenida, celebran de algún silencioso modo el reencuentro, la coincidencia primera y las que van desatándose luego para dejarme absolutamente  conmovida y asombrada.

Y escuchamos hablar de coincidencias, como si alguien estuviera argumentando con su arte, este cruce del destino. 

Celebro la sorpresa, la música, los motivos, las palabras.


jueves, 18 de julio de 2013

PREVIA I...

Tengo amigos y amigas que me cuidan el alma. Me salen al camino o están ahí desde siempre, incluso cuando no los veo o no he sabido co-responder con mis gestos a los suyos.
Velan de tantas maneras por mi y por las cosas que llevo dentro, que puedo sentirme sostenida y a salvo aun en medio de mis tiempos oscuros.
Saben alertarme de peligros que no veo, prevenirme a veces ante la posibilidad de dar pasos mal dados, en un derroche maravilloso de cuidado y cariño, de verdad y palabra oportuna. 
Hago experiencia muchas veces de mi fragilidad, de mi necesidad de cuidado. Experiencia de mis propios aislamientos, de mis cegueras, de mis enriedos, de las trampas que uno mismo a veces se ha ido tejiendo alrededor. 
En esa experiencia de limitación y fragilidad se me abre providencialmente la posibilidad de encuentro, de dejarme habitar por la experiencia de ser acompañada, dejarme querer, ser recibida en el corazón del amigo.  
En contraste con mis sombras, me llegan las luces de estas personas que me quieren bien, que me ayudan a sanar, que me regalan alegría, que me nutren con sus propias huellas de camino. 
Mis amigos dicen con su sola presencia quien soy. Soy una persona amada. 
Mis amigos son reflejo de un Dios que me ama, sostiene, acompaña, respeta, me deja crecer, previene, cuida, ES ante todo PRESENCIA más allá incluso de mi misma. 

Los amigos son el modo más claro que Dios tiene de decirnos su AMOR. 
Me siento conmovida por las casualidades, los encuentros de estos días, las palabras que llegan del corazón de los amigos y que derraman en mi alma, pura vida, esperanza, y ternura.

GRACIAS amigos!! Me siento conmovida y con.más.vida al reconocer su presencia en medio de mi historia, mi camino, mi vida.




viernes, 12 de julio de 2013

En camino...

Hay cosas que me amenazan la alegría. Una mezcla rara de cansancio real (del cuerpo, de la mente...), con alguna dosis no menos importante de desilusión, apegos a situaciones, la cabeza que no para y el corazón que se "despatarra" un poco. 
Caos interno.
Pierdo foco. Miedos, broncas, desconcierto. Me abandona la poca paz que a veces siento. Me cuesta rezar. Necesito. Experimento necesidad. Ganas de gritar y a la vez ganas de callarlo todo. La soledad de no saber quién es quién detrás de la mirada. Desconfianza, sentimientos encontrados. Me pierdo. 

Cómo aprender la verdadera y profunda alegría en medio de las cosas que a uno lo zarandean un poco, en medio de los desiertos y Promesas que se alternan. Cómo aprender la verdadera simplicidad, del corazón de niño.

Qué Él transforme mi corazón en uno más simple, corazón de niño, capaz de ser fiel en lo poco así sin más.....si Él quiere, que sea.


viernes, 5 de julio de 2013

Princesa III

(Me van a disculpar los que habitualmente pasan por acá a leer algo, que esta vez voy a escribir en mayúsculas. Voy a direccionar todo el corazón hacia una personita que quedó grabada en él para siempre, y porque sé que ya aprendió a leer se la voy a hacer más fácil escribiendo en "letras grandes")


PRINCESITA HERMOSA:

RECIBÍ HACE POCO LA GRAN NOTICIA DE QUE APRENDISTE A LEER. 
¡QUE ALEGRÍA, TE FELICITO! ESTA NOCHE ESTOY PENSANDO ESPECIALMENTE EN VOS Y QUISE REGALARTE ESTA CARTA, EN LETRAS GRANDES Y "ROSA" COMO TANTO TE GUSTABA CUANDO ERAS MÁS CHIQUITA: QUERÍAS TODO ROSA!

A VECES HABLO CON MAMÁ MARISOL Y ME CUENTA QUE SOS MUY FELIZ, QUE TE VEN CRECER HERMOSA POR FUERA Y POR DENTRO, QUE ESTÁS APRENDIENDO MUCHAS COSAS, QUE TU VIDA ES LINDÍSIMA. 

YO SABÍA QUE IBA A SER ASÍ. YO SABÍA QUE TANTA TERNURA TUYA TENÍA QUE ENCONTRAR UN LUGAR ASÍ PARA ANIDAR Y COMPARTIRSE. 
YO SABÍA QUE IBAS A BRILLAR PARA QUE TU LUZ, TUS OCURRENCIAS Y TU ALEGRÍA ILUMINARA LA VIDA DE MUCHOS.
SABÍA QUE TODO EL MUNDO TE IBA A AMAR PRINCESITA DE LUZ, NO PODÍA SER DE OTRA MANERA.

QUIERO QUE SEPAS QUE TODOS EN LA GUARDERÍA TE RECORDAMOS CON MUCHO AMOR, QUE TENGO UNA FOTO TUYA MUY CERQUITA DE MI ESCRITORIO DE CUANDO ACTUASTE DE TIGRE, ¿TE ACORDÁS? 

TE VEO EN LAS FOTOS DE AHORA Y ME PARECE MARAVILLOSO VERTE TAN GRANDE, TAN LINDA, CON EL PELO LARGO COMO SIEMPRE SOÑABAS TENER, Y CON ESA SONRISA QUE CRECE Y CRECE SIN PARAR.

SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE ESTARÁS EN MI CORAZÓN. SOLO RECORDARTE Y SABERTE FELIZ ME LLENA EL ALMA DE ALEGRÍA.

CUANDO REZO, ANTES DE DORMIR, LE PIDO A PAPÁ DIOS QUE TE CUIDE, QUE CUIDE A TUS PAPÁS DEL CORAZÓN MARISOL Y CARLOS, Y QUE SEAS MUUUUUUUUUUY FELIZ.


TE QUIERO MUCHO, MUCHO, MUCHO...HASTA EL CIELO. 

TE DEJO UN BESO GRANDE 
TE QUIERO MUCHO LUCHI ♥ ♥ ♥ 






sábado, 29 de junio de 2013

Amar la totalidad

La vida me demanda otro rostro,
otra postura
el vaivén de los años
los escollos
las rocas
me han dejado la piel expuesta a la sal
Dentro de mí se reacomodan las palabras
y las emociones
para un mundo que se ha hecho viejo
y desdentado
Cuesta abandonar el oásis
al que uno soñaba con llegar
y mirar el entramado de
las pasiones humanas
y aprender que nadie está a salvo
de la iniquidad
Es en el desvelo y las pesadillas
donde yace el misterio
que no resuelven las revoluciones
ni las utopías
El lado oscuro del alma
es tan cierto como su luminosidad
y sus laberintos son grutas
donde las almejas y los cangrejos
esconden sus pinzas rosadas
prestas para el mordisco de la sobrevivencia
Tantos años he querido 
interpretar el mundo como un proyecto inacabado
de Paraíso Terrenal.

Mis lecturas de libros amables
la nobleza de mis ancestros
mi infancia plácida
no me prepararon para lo inicuo
lo informe, el desafío de los entuertos 

Como la luna
he sido horadada por una lluvia constante de meteoritos
Me pesan las vendas en los ojos
y las sonrisas sostenidas a punta de fe
Me pesa la confianza
como una ceguera fácil y sin profundidad 

Para esto me servirá la madurez
para adentrarme más allá del verdor
y ver y amar sin miedo la totalidad:
la podredumbre 
igual que la gloria. 

La vida me demanda otro rostro
Quitarme la máscara de infancia
Gritar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...