martes, 12 de mayo de 2009

AL PASO...


Mente en blanco.

Deseo compartir alguna pista nueva en Camino Esperanza, y no sale.

Es "parada de camino". Yo silenciosa. Asimilando cosas y situaciones nuevas. Abriendo las manos para soltar lo que me pesa y me estanca. Reafirmando algunos sí. Recuperando fuerzas para el camino. Agradeciendo. Con los ojos bien abiertos y el corazón dispuesto.

Es tiempo de "llanura" y no estoy acostumbrada. He enfrentado con fuerza los tiempos en "subida" y en "bajada", pero me cuesta ahora, esta sensación de no movimiento, de pulso leve y suave, pasos tan lentos que casi detenidos.

En medio de este tiempo de palabras susurradas desde afuera, casi silencios desde adentro; en medio de este tiempo de luz radiante desde el afuera, una luz tenue e íntima me acompaña por dentro; en medio de los caminos que se abren desde afuera, yo casi estática observando desde dentro.

Descubriendo regalos del camino: gestos, rostros concretos, sentires nuevos para heridas viejas, miradas limpias frente a historias dolientes, ternuras que con magica eficacia atraviesan corazas infranqueables.

Por hoy, solo esto.

Y un canto que dedico de corazón.

(especialmente A TeSS)

.

.

SOLO TENGO CAMINOS


Sólo tengo caminos.
Caminitos, nada más.
Ante un Dios que se llama “Camino”,
sé que aquí no hay descanso, no hay meta.
Sólo tengo caminos
para describirme,
para entender mi alma
y abrazar mi vida y la tuya...Sólo tengo caminos.
¡Sólo tengo... caminos!

Sólo la mente vuela y llega...
¡La vida real va más despacio!
Velocidad crucero de la vida:
tu humilde paso.
Sagrado ritmo tibio,
ciclo humano de cuatro estaciones.
Como bosque creciendo,
es así nuestro cambio posible.

Sólo cuando caminas, besas,
de tu esencia, su belleza.
Dios despacito va abriendo su mano
... y te despliegas.
Que el caminar te apacigüe
y te hermane, te cure y te absuelva,
desde el respeto sabio
que los pasos pequeños te enseñan.


* El canto pertenece en letra y música a Eduardo Meana, sdb.

13 comentarios:

Cecilia dijo...

Adelante, Ana, a hacer camino, y en el camino, la esperanza contra toda esperanza!!!

Ahora vuelvo.

Besos!

Cecilia dijo...

Volví.

Te regalo este poema que publica RGR en su blog "De todos los días":

Espérame también

Porque lo espero a Él, y porque espero
que, al encontrarlo, todos nos veamos
restablecidos por el sol primero
y el corazón seguro de que amamos;

porque no acepto esa mirada fría
y creo en el rescoldo que ella esconde;
porque tu soledad también es mía;
y todo yo soy una herida, donde

alguna sangre mana; y donde espera
un muerto, yo reclamo primavera,
muerto con él ya antes de mi muerte;

porque aprendí a esperar a contramano
de tanta decepción: te juro, hermano,
que espero tanto verlo como verte.

Dom Pedro Casaldáliga, cmf
Obispo Emérito de Sao Félix de Araguaia, Brasil

Besos!!

Roberto dijo...

Un proverbio chino dice que “mil caminos nacen bajo tus pies”. Las decisiones que podemos tomar son tan variables como los vientos de un día de tormenta tropical. Pero lo típico del hombre es hacer aquellas cosas que piensa puedan ser mejores. Aunque a veces nos equivoquemos. Siempre que actuamos con un poco de reflexión y de seriedad, el bien está en el horizonte de nuestros deseos.

TeSs dijo...

Es una poesía de las que calan a los que de alguna manera nos sentimos siempre peregrinos, aunque sea hasta el propio corazón.

Me ha encantado el hecho de ser consciente de que sólo tenemos caminos, en este no sabes lo iluminador que es, Analia.

Te mando como siempre un abrazo fuerte, ¡caminamos!

TeSs

hna josefina dijo...

Tiempo de lo que le llamamos 'vida oculta' en Jesús; que de oculta no tenía nada, al contrario, y muy fecunda. Lo que sucede es que es difícil de contar.
¿Te entendí?
¡Un abrazo grande!

Analía dijo...

Ceci,gracias por tu paso, y gracias por volver con este "regalo", me encantó.

Roberto...desde que dejaste el mensaje vengo dando vueltas con esto de "mil caminos se abren bajo tus pies"; y lo que me generó fue algo bien lindo.Una sensación de apertura, libertad, serenidad muy en sintonía con algunas cosas que llevo dentro. Así que te agradezco especialmente.

Analía dijo...

Tess, ¡"peregrinos al propio corazón"! A veces, cuando suelo preguntarme ¿y ahora...para donde...? lo que surge como respuesta es esto: para adentro. no como quien busca encerrarse en sí mismo y esconderse, sino como quien busca encontrarse para abrirse más que nunca al encuentro. Experimento este tiempo, que mientras más hondo se hace el camino hacia adentro , más puentes se abren hacia afuera sin ningún esfuerzo de mi parte.

"Dios despacito va abriendo su mano y te despliegas" (me gusta esta parte especialmente.)
rezo para allá. Un abrazo.

Analía dijo...

Josefina, cuesta escribir, cuesta "contar"; estoy segura que entendés en donde más o menos estoy parada, porque lo que me decís me llega. Es un tiempo distinto este, especial, lindo.
Confío en los caminos que se abren nuevos, y en el paso a paso que va haciendo camino.
Te mando un fuerte abrazo tambien!

Máximo Ballester dijo...

Una parada en el cielo del desconcierto no viene mal para hacerse amigo de nubes y de estrellas, bajar un barrilete, que antes parecía una cola de perro y que fue más azul cuando desató una ilusión del tamaño de una semilla de mostaza, y ver si hay semillas de otra cosa en los flecos del sol, tener guarida para para esa perla de lluvia en una hoja, cuidar del silencio cuando dan las campanadas del mar y descubrir que todo está por verse, sentirse, amarse, y que seguir y no seguir es estar vivo y que sólo falta decirlo.

Un beso. Y un crayón del color que quieras.

silvina soul dijo...

me gusto mucho tu blog.voy a pasar seguido,cariños...Silvina

Regina dijo...

"tiempos de llanura" y "paradas de caminos", son vivencias que nos suceden, estados que acompañan la experiencia de vivir.
Cariños.

DE LA MANO DE TERESA DE JESUS dijo...

Tambien en estos tiempos el Señor te tiene de la mano y el sera tu guia.
Un abrazo y que la Virgencita te de un abrazo especial. Teresa

sepasan@gmail.com dijo...

El tiempo parece a veces que se para.

Me has recordado el mar, siempre el mar que me fascina por lo que tiene de camino, de rumbo, unas veces perdido, otras tambaleante, otras sereno, directo, proa a puerto a toda máquina.
Pero tambien surge del interior, de sus misteriosas profundidades, como de la profundidad de tu alma, mar de fondo, nuevas especies que no conocíamos, descubrimientos que antes habían pasado desapercibidos.

El silencio del alma, la profundidad del mar, la quietud, la contemplación y fascinación incluso de nuestro yo inconsciente, nos dejan siempre perplejos cuando somos capaces de ver en ellos, no nuestros deseos, nuestros proyectos, nuestra vida, sino el proyecto, el plan insondable de Dios que con amor infinito nos coge de la mano y nos sujeta, nos permite asomarnos al abismo oscuro y cegador al mismo tiempo de su totalidad, de su unidad,para decirnos, aqui estoy, tu eres mi hijo amado y estaré contigo hasta el final.

Dulce espera, dulce abandono, pero antento al cambio porque en pocos minutos se puede pasar de una calma chicha a una galerna.
Me ha encantado leerte, vivir tu experiencia.
Un abrazo:Sejo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...