domingo, 26 de octubre de 2008

Mirar con Sus ojos...

Son las primeras horas de la tarde del domingo.
Me siento a esta altura del día con esta sensación: como cuando estás en el mar, y de pronto viene una ola, te sorprende y te tira...y al segundo de haber podido hacer pie nuevamente viene otra detrás y te arrastra y te hunde y te sorprende y te deja sin defensas, y así una trás otra hasta que decidido ponés un poco más de atención en la espera de la ola que sigue y plantás tus pies en la arena como queriendo hacer frente a una fuerza que igualmente... te arrastra y te hunde y te sorprende y te deja sin defensas.

.


Finalmente, abandono resistencias, y dejo que la ola, las olas, el mar entero...

me arrastren
me hundan
me sorprendan
me dejen sin defensas

Desde muy temprano hoy, desde dentro y desde fuera, algunas cosas me han hecho estar especialmente pensando en el gran tema del amor, esa ha sido "la ola".
Desde fuera: el Evangelio de hoy, algunos blog que miré -conocidos y nuevos-, frases que me han llegado hondo que fui encontrando, canciones...
Desde dentro: la movilización que fui sintiendo mientras leía, muy intensa.
Desde muchos lugares distintos me he sentido especialmente invitada a dejar mi comentario en algún blog que se acercaba a este tema. Algunos con preguntas, otros con algún canto, otros desde un acercamiento a la Palabra.
Me siento tentada de volver a dejar frases de otros como en el post anterior, pero mejor por hoy, confío en que cada uno será llevado a donde tenga que llegar "sin pistas", en sus propios mares cotidianos, haciendo frente a sus propias olas.


Lo de las olas que decía más arriba, no vivido con fastidio. Al contrario. Cada cosa que iba leyendo o percibiendo esta mañana me arrastraba en el sentido de sacarme de mis lugares comunes, me hundía, como envolviendome para finalmente impregnarme de la experiencia-búsqueda-percepciones-sentires...de otros animandome en mis propias percepciones y sentires, me sorprendía por las coincidencias que fui encontrando desde los distintos lugares y personas, y por llegar providencialmente a mí hoy, me dejaba sin defensas porque desde ese estar dentro pude ver por un rato con ojos nuevos, sin demasiadas razones acabadas, no tan influenciada por mis propias experiencias.
.

La ola más fuerte, la más intensa, la que me ha dejado absolutamente indefensa, hundida, envuelta en sí, es el pensar en un momento en la mirada de Dios.
Cuando he leído hoy en el blog de Víctor (creer para ver) esta frase:

“Se trata de empezar a mirar con nuevos ojos las situaciones y las personas con las que vivimos. ¿Con qué ojos? Es sencillo: los ojos con que quisiéramos que Dios nos mirara a nosotros.”

.
LOS OJOS CON LOS QUE QUISIERAMOS QUE DIOS
NOS MIRARA A NOSOTROS.
.
Cuando leo y releo esta frase en mayúsculas, ya no puedo agregar más nada, es como si el universo se centrara nada más en esta mirada. Y la imagino. Imagino cómo es la mirada de Dios hacia mí. Desde mis propios sentires incompletos, limitados, mezquinos, puedo imaginarme esa mirada...
Cuánto más maravillosa debe ser, si desde mi pobre mirada la intuyo tan bonita y con tanto amor!
Cierro con esto, una oleada de Amor.

LOS OJOS CON LOS QUE QUISIERAMOS QUE DIOS
NOS MIRARA A NOSOTROS

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ana yo también me quedé pegada esta mañana con la misma frase! ¿Y sabés? No me deje llevar por la ola y como buena marplatense me subí a cada una que me topaba. En la mirada de cada uno: mi esposo, mi Ceci, Iván. Con su misma mirada. Atenta. Amorosa. Delicada. Envolvente. Su misma mirada. Alegre. Sincera y sencilla. Mirar a Marina Y también a la abuela. A cada uno en la fiesta compartida. Hoy puedo andar sobre las olas y mi mirada, siempre pobrecita, quiere dar Dios. Quiere y tiene toda la fuerza para mirar como quisiera que Dios me mirara.

Tu Agenda Musical dijo...

¡Hola!

¡Lindo Blog! Sigue adelante...

Con todo cariño, te invito a escuchar Tu Agenda Musical.

El podcast consiste en una canción que acompaña tus actividades diarias, Además, junto a un poema, plegaria, un santo, o una reflexión que puedes ir leyendo mientras disfrutas la canción.

Recuérdalo.... solamente con UNA CANCION para tu cada día.

Lo puedes escuchar en:

http://tuagendamusical.podomatic.com/

Ademas puedes escuchar otro podcast diferente. En: http://levantateysalacaminar.podomatic.com/

¡Que tengas un lindo día hecho canción!

Jesús te ama.

Luisa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...