domingo, 28 de septiembre de 2008

De miradas...(una más y van...)

De miradas que dan vida, uno más.
Porque en medio de un día con corazón inquieto y mirada algo perdida, me llegó esta canción como regalo de paz.
Ya mi amiga Alicia, del blog Tocando al frente, la compartió hace un ratito en un post.
Si la nombro ahora, es porque sentadas una al lado de la otra, en la celebración del Carmelo hoy, la oímos, la cantamos, la rezamos, y supimos que ESTA mirada no pasa desapercibida. Esta mirada salva. Esta mirada trae VIDA. Esta mirada trae paz.
Y es con esta mirada que quisiera quedarme en el comienzo de una semana que se viene con muchas cosas. No me quiero perder.

Acá la dejo para vos, yo la he disfrutado especialmente escuchandola en la voz de las hermanas carmelitas.




Dame, Señor, tu mirada
y pueda yo ver desde allí
el día que empieza, el sol que calienta
y que cubre los montes de luz.

Dame, Señor, tu mirada
y pueda gozar desde allí
que el día declina y anuncia las noches
de luna cuando viene a mí.

Dame, Señor, tu mirada;
grábala en el corazón.
Donde tu amor es amante,
tu paso constante, tu gesto creador.

Dame, Señor, tu mirada
y entrañas de compasión.
Dale firmeza a mis pasos,
habita mi espacio y sé mi canción.

Dame, Señor, tu mirada
y entrañas de compasión.
Haz de mis manos, ternura,
y mi vientre madura: Aquí estoy, Señor.

Dame, Señor, tu mirada...

Ponme, Señor, la mirada
junto al otro corazón.
De manos atadas, de oculta mirada
que guarda y calla el dolor.

Siembra, Señor, tu mirada
y brote una nueva canción.
De manos abiertas, de voz descubierta:
sin límite en nuestro interior.

Danos, Señor, tu mirada...



Gracias Hna.Ana Luisa por el regalo (en libertad "encadenada")

5 comentarios:

Cecilia dijo...

Amén!

Buena semana, Analía!

Alicia dijo...

Gracias, Ana, vos sí que lo escribís bonito! Sí , sentí que nos llenamos de paz, de vida, de ganas de no bajar los ojos ante nada. Porque estamos enamoradas de esa mirada.
Brota en nuestros corazones una nueva canción y a bailar la vida sin límite en nuestro interior,Amiga!
Un abrazo valseado que te dure toda la semana!

MARIANO.- dijo...

Como cuando éramos chicos, y nuestros padres o familiares nos acompañaban a la esquina y nos miraban hasta que tomábamos el colectivo, íbamos a la escuela o nos encontrábamos con los amigos. Así también necesitamos esa mirada de Él, no que nos vigile, sino que nos haga sentir protegidos, seguros, queridos. Con solo una mirada.

Analía dijo...

Es así, Mariano.
También siento esa mirada que anima, que protege, que quiere y que cuida.
Mirada que abraza.

Un saludo!

Vivi dijo...

Preciosa cancion, y si... la mirada mas contenedora y mas profunda sin duda es la de jesus... Ojala siempre nos refugiemos en él.

Analia te deje un premio en mi blog, espero que te guste!

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...