jueves, 22 de mayo de 2008

de La Resistencia (uno más)...

...Todavía podemos aspirar a la grandeza.
Nos pido ese coraje.
Todos, una y otra vez, nos doblegamos.
Pero hay algo que no falla y es la convicción de que –únicamente–
los valores del espíritu
nos pueden salvar
de este terremoto que amenaza la condición humana.


...Tanto más me acosaban las tinieblas del mundo nocturno más me aferraba al universo platónico porque cuanto más grande es el tumulto interior, más nos sentimos inclinados a cerrarnos en algún orden.
Y así, nuestras búsquedas, nuestros proyectos o trabajos nos quitan de ver los rostros que luego se nos aparecen como los verdaderos mensajeros de aquello mismo que buscábamos, siendo a la vez, ellos, las personas a quienes nosotros debiéramos haber acompañado o protegido...

"...Yo había intentado un ascenso,
un refugio de alta montaña cada vez que había sentido dolor,
porque esa montaña era invulnerable;
cada vez que la basura ya era insoportable,
porque esa montaña era límpida;
cada vez que la fugacidad del tiempo me atormentaba,
porque en aquella altura reinaba la eternidad.
Pero el rumor de los hombres había terminado siempre por alcanzarme,
se colaba por los intersticios y subía desde mi propio interior.
Porque el mundo no sólo está afuera sino en lo más recóndito de nuestro corazón.
Y tarde o temprano aquella alta montaña incorruptible
concluye pareciéndonos un triste simulacro, una huida,
porque el mundo del que somos responsables es éste de aquí:
el único que nos hiere con el dolor y la desdicha,
pero también el único que nos da la plenitud de la existencia,
esta sangre, este fuego, este amor, esta espera de la muerte.
El único que nos ofrece un jardín en el crepúsculo,
el roce de la mano que amamos".
(Por hoy con palabras de otros. de La resistencia, de Ernesto Sábato)

4 comentarios:

Pablo Silvoni dijo...

Hola Analía,

Que profunda reflexión de alguien a quién le pesa el sufrimiento humano y personal.

No se, pero siempre admiré la persona de Ernesto Sábato, su sinceridad y su honestidad intelectual, su valentía.

Le deseo que tenga Fé solamente.

Te mando un gran abrazo y que Dios te bendiga siempre,

Pablo

Edu@rdo dijo...

Ante todo, quiero agradecerte mucho que hayas visitado uno de mis blogs y que disfrutes de su contenido. Me he llevado una grata sorpresa de visitar este y tene por seguro que estas dentro de mis favoritos. Cariños, continua con esta obra que siempre alguno leerá en sus momentos dificiles

M. Jose dijo...

Hola Analía
Preciosa entrada...
Un beso

LUISA dijo...

Hola, Analía. Vi tu entrada en mi blog y decidí visitarte. Veo, que tienes buenos amigos. Pues ya tienes mucho.
Volveré.
Salu2 desde España.
Luisa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...