viernes, 27 de junio de 2008

MIRADAS...

boomp3.com


Por distintas razones en estos días estoy poniendo especial atención al tema de las MIRADAS.

Qué decimos cuando miramos y qué cuando evitamos la mirada. De qué formas intencionalmente nos comunicamos con miradas. Damos miradas que animan, que miman, que acarician; miradas que opacan, que desarman, que entristecen. Regalamos miradas que valoran, que hacen que el otro se sienta y se sepa "visible", importante, querido, tenido en cuenta, y también de las otras, miradas que laceran, miradas que averguenzan, miradas que acobardan...


En estos días, sin que me lo haya propuesto especialmente, algunas cosas me hacen volver la mirada sobre las cosas de siempre, de una manera nueva. Y sí, ahora, con una especial voluntad de mirar sanando y amando, me descubro en algunas situaciones desatrofiando los ojos, recuperando miradas de vida.


Tratando de dar algunos pasos de perdón, alguien me propuso en este tiempo reflexionar especialmente acerca de cómo es mi propia mirada sobre mí misma; para tratar de llegar después a confrontarlo, o iluminarlo mejor dicho, con la mirada que Jesús me regala hoy.


Lo primero me ha resultado bastante fácil, creo.

Lo segundo, rezandolo y dejandome tocar por la Palabra, va surgiendo. También hacer memoria de MIRADAS que me regalaron y me regalan, descubro indicios, pistas, pedacitos...de esa mirada misericordiosa, compasiva, y de amor de Jesús.


Con esta mirada, me voy a quedar especialmente en este tiempo:


Un día se le acerca un joven excelente, entusiasta, con deseos de Dios y de perfección. Esta es la mirada con la que se encuentra:


“Jesús lo miró con amor...” (Mc 10,21).


Que podamos regalar en estos días miradas de las buenas, de las que dan vida. Que podamos sentirnos mirados así, miradas que son casi abrazos. Que podamos ver nuestra vida, lo cotidiano, lo de "siempre", con miradas renovadas.
.
.
La canción que acompaña esta entrada, es de un amigo - cantor - poeta de mi ciudad: Marcelo Sulpizio.
Es una canción que me gusta especialmente porque me recuerda muchas miradas de esas que rescatan y salvan, miradas llenas de cariño, miradas que aman. Se las comparto especialmente.



8 comentarios:

Cecilia dijo...

Y mirar con los ojos de Jesús, con amor, QUE MARAVILLA!


A mirar se ha dicho entonces!!!

:)

Besos y buen fin de semana!

Alter ego (el otro yo) dijo...

hola Analía conocí a mi mujer en una discoteca ella me miraba,esa mirada era como si me hablase.Me quedo con esta frase "Con esta mirada,me voy a quedar especialmente en este tiempo"
Mis saludos cordiales amiga Analía.

Oscár dijo...

Saludos, parece que la cancion de Jhon Lennon no estaba tan errada "All you need is love"...la cosa es ¿donde lo conseguirás?...aprende r amirar con amor, es mas o menos como transformarse en Cristiano, siendo esto ¿otro cristo?...no es facil, al menos nos damos cuenta cuan lejos o cerca estamos de ello...con todo, de lo ams profundo quisieramos amar a todos.

M. Jose dijo...

Hola Analía, es preciosa tu entrada...
Yo no puedo mirarte a los ojos, ni tu a mi tampoco..., pero me siento regalada con tu amistad que seguro que es desde una mirada interior profunda....
Un beso
José

MARIANO.- dijo...

"De qué formas intencionalmente nos comunicamos con miradas".

Y también tengamos en cuenta cuando comunicamos sin intención, y tengamos cuidado con eso. No somos dueños exclusivos de nuestras miradas, ni de nuestras caras.

Hablamos todo el tiempo, aún sin darnos cuenta, pero alguien, el que se siente interpelado por esa mirada, esa cara, sí se da cuenta, y es por eso que debemos mirar con los ojos de Cristo todo el tiempo, incluso cuando pensemos que no estamos mirando.

Bendiciones para todos.

buscandotushuellas dijo...

esas miradas que te miran sin apartarse, diciéndote en lo profundo "eres valioso,te amo", la mirada que no juzga, transparente, limpia...

Necesidad de aprender a mirar...
feliz mirar con otros ojos

un saludo,
TeSs

Pablo Silvoni dijo...

Hola Analía,

Que hermosa tu reflexion y la canción que nos compartís aquí.

Agradezco a Dios que puedo ver y poder contemplar las miradas. Las miradas nos pueden decir todo en un instante. Hay que saber leer los ojos.

Me alegro mucho que hayas puesto esta reflexión aquí.

Gracias,

Un abrazo y que Dios te bendiga siempre,

Pablo

www.travesiaporlavida.podomatic.com dijo...

Ne hace recordar la letra de una canción que dice: Una mirada de fe es la que puede salvar al pecador.

Gracias y bendiciones

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...